Saltar al contenido
ECONCIENZUDA

Receta Jabón de cacao

septiembre 9, 2020

Buenas chiquetes!

Ya os traigo de nuevo otra recetita. Con ésta quería hacer una mezcla de varios aceites, con casi todos los que  pudiera tener para poder conseguir una mezcla casi perfecta entre las propiedades de unos y de los otros. Yo creo que lo he conseguido, aunque lo tendréis que hacerlo, probar y comentarme para darme o no la razón jeje.

Jabón de sosa de cacao
Jabón de sosa hecho con varios aceites y cacao

Ya lo verás en la receta, yo lo aromaticé con aceite esencial de Lavanda y la combinación del olor a cacao y a lavanda la verdad que me ha encantado!

El resultado ha sido un jabón super hidratante, muy cremosito y con bastante espuma. No es el que más espuma hace de todos pero la verdad que me ha gustado mucho el resultado hidratante que tiene. En gran parte por el cacao que le he añadido.

El cacao tiene muchas propiedades terapéuticas y en nuestro jabón va a tener un efecto antioxidante, hidratante y con un pequeño efecto exfoliante.

Es muy bueno para la celulitis y para dar brillo y luminosidad a la piel.

Después de todo ésto seguro que te apetece muchísimo hacerlo a si que no me enrollo más.

◙ JABÓN DE CACAO Y LAVANDA :

  • Ingredientes jabón:

➼ 164 gr de agua o infusión de lavanda.

➼ 68 gr de sosa cáustica.

➼ 160 gr Aceite de Oliva Virgen Extra.

➼ 110 gr de Aceite de Coco.

➼ 85 gr de Aceite de Almendras.

➼ 60 gr de Aceite de Girasol.

➼ 50 gr de Manteca de Karité.

➼ 25 gr de Aceite de Sésamo.

➼ 15 gr de Aceite de Jojoba.

➼ Una cucharada generosa de arcilla blanca.

➼ Una cucharada (o al gusto) de cacao en polvo puro.

➼ 3 gr de Aceite Esencial de Lavanda.

  • Preparación Jabón:

➼  Meto el agua o la infusión de lavanda en el congelador un rato (ya con la cantidad correspondiente pesada) , en el recipiente en el que vaya a realizar la mezcla con sosa.

* Antes de nada recordar que para realizar éste jabón hay que protegerse de la acción altamente corrosiva de la sosa caústica. La mezcla va a desprender mucho calor y humos tóxicos al reaccionar con el agua, en nuestro caso con la bebida vegetal. Será conveniente protegernos mientras hacemos el jabón, lo haremos usando un jersey o camisa de manga larga, guantes de latex o goma para la limpieza, gafas protectoras o algo que nos proteja los ojos de las salpicaduras  y mascarilla  para  evitar  respirar  esos gases producidos  al realizar  la  mezcla  de  agua  y sosa  que  se  llamará  “lejía”.

➼  Saco el recipiente con el agua o la infusión del congelador y lo mezclo con la sosa cáustica, en un lugar al aire libre o con suficiente ventilación y con las protecciones anteriores. Siempre echar la sosa sobre el agua poco a poco y removiendo y no al revés.

➼  Lo remuevo bien con una espátula de madera hasta que esté bien disuelta la sosa y lo dejo reposar hasta que la temperatura de la mezcla baje hasta temperatura ambiente o unos 40º máximo.

Lo que puede pasar es que la mezcla se quede como echa una pasta, no pasa nada, removemos bien y dejamos que la reacción de la lejía se termine y baje de temperatura. Lo mezclaré con los demás ingredientes sin problema.

➼  Pongo al baño maría la manteca de Karité y el aceite de coco (si en la época en la que estamos está en estado sólido)  hasta que se disuelvan.

➼ Cuando esté derrito junto ésta última preparación con los demás aceites, excepto el de jojoba y el de sésamo que los echaré después de conseguir la traza. Dejo que la mezcla baje a temperatura ambiente también antes de nada.

➼ Una vez tengo la mezcla de aceites (recuerdo juntarlos cuando los dos estén más o menos a la misma temperatura, por debajo de los 40º)  los vierto poco a poco encima de la mezcla de sosa y agua ( lejía ), mientras remuevo con la paleta.

➼  Bato la preparación con la batidora de mano hasta conseguir una textura similar a la de unas natillas, ésto es lo que se llama la “traza”, tengo que llegar a ésta textura más espesota, según el jabón nos costará más o menos tiempo batiendo (haré un post explicándolo más a fondo) .

➼ Cuando he conseguido casi el punto de traza, agrego los aceites de Jojoba y de Sésamo. Ésto lo hago como sobreengrasado para que sean las propiedades de éstos dos aceites las que predominen en nuestro jabón y se queden éstos aceites mayoritariamente sin saponificar.

➼Aquí agrego la arcilla y bato un pelín más para terminar de incorporarla a la mezcla.

➼ Agrego el Eceite Esencial de Lavanda o el que más nos guste y nos apetezca que huela  nuestro jabón y lo remuevo ya con espátula o cuchara de madera.

➼ Separo un poco de cantidad en otro recipiente y le agrego el cacao, para así conseguir dos partes. Mezclo con espátula o con un meneo pequeño con la batidora de mano.

➼  Preparo un molde desmontable, o de silicona rectangular, o un molde específico para hacer jabones (si tuviéramos) o también lo podéis hacer con un bric de leche vacío cortando uno de los laterales para conseguir la forma de un molde.

➼  Vertemos la parte sin cacao en el molde y luego encima la parte que hemos separado y mezclado con el cacao.

➼ Dejaremos el jabón en el molde 24 horas en un lugar seco, fresco y que no le de la luz directa para que se complete la reacción de saponificación.

➼  Desmoldamos el jabón y lo cortamos en las medidas que queramos que nos sean cómodas y lo vamos a dejar entre 4 a 6 semanas mínimo reposando en un lugar igualmente seco, fresco y sin fuentes de calor y de luz directos.

Durante éste mes se producirá el proceso de secado del jabón y la finalización del proceso de saponificación del jabón, con su consiguiente reducción del ph, y el secado de las pastillas hasta alcanzar la dureza y tamaño definitivos.

Una vez pasado ese tiempo ya está listo para usar de  manera normal.

Espero que lo probéis y que me lo contéis.

Si tenéis alguna duda decírmelo en comentarios o en mis redes sociales. Y si pensáis que éste post le puede ser útil a alguien que conozcáis no dudéis en compartirlo, me ayuda mucho para así llegar a más gente!

Un besote y mil gracias por estar ahí.

Instagram
Facebook