Saltar al contenido
ECONCIENZUDA

Pasta de dientes casera

septiembre 19, 2018

Hacerte tu propia pasta de dientes yo no lo considero totalmente zero waste puesto que te darás cuenta muy rápido cuando leas la receta que necesitas muchos ingredientes los cuales muchos vienen en envases.

Por lo tanto, ¿compensa? A mi desde luego que sí, esos envases de todos éstos productos te duran para hacer pasta de dientes para un regimiento! Jejej. Además también compensa el saber lo que te estás echando en los dientes, lo que necesitas en cada momento según tus necesidades o problemas bucales y sobre todo sin añadidos como el azúcar o flúor que tienen muchas o todas las pastas de dientes comerciales.

Hay varias recetas de pasta de dientes, algunas llevan bicarbonato e incluso hay gente que se lava directamente mojando el cepillo en bicarbonato. Esto sí que es zero waste porque el bicarbonato lo podemos encontrar a granel, pero está ya comprobado que el uso regular del bicarbonato como pasta de dientes produce ralladuras en el esmalte, lo estropea. Por ello yo utilizo la arcilla blanca, es muy muy suave y no nos va a afectar a los dientes pero sí que nos va a limpiar y arrastrar la suciedad de manera super eficaz.

Os dejo la receta para que probéis y juzguéis vosotros mismos.

[envira-gallery id=”329″]

RECETA PASTA DE DIENTES DE ARCILLA

INGREDIENTES:

– 100 ml de agua de manatial o destilada ( o 100 ml de infusión , puede ser por ejemplo de frutos rojos y así saborizamos la pasta de dientes)
– 25 gr de glicerina vegetal
– 2 cucharaditas de aceite de almendras o aceite de coco
– Arcilla blanca ( más o menos el doble de la cantidad que de líquido )
– Aceites esenciales 20 gotas en total, se puede echar de menta, mandarina, tomillo, salvia, propóleo, árbol del te. Ésta vez yo le eché, 5 gotas de menta, 5 de tomillo y 10 de árbol del té.
– Opcional: echarle stevia una pizca si se quiere darle un poco de dulzor a la pasta.

PREPARACIÓN:

– Echar primero la glicerina.
– Añadirle el agua de manantial y demás aceites mezclando bien.
– Se hace poco a poco la arcilla mezclando mientras tanto hasta conseguir la consistencia que nos guste. A mi me gusta no muy espesa.

Recordar que es una pasta de dientes que no tiene saborizantes, no lleva azúcar como las pastas convencionales y sobre todo la sensación al usarla es totalmente diferente porque no sale espuma.

Espero que os guste, darle una oportunidad porque hace falta un periodo de adaptación para cambiar el concepto de pasta de dientes que tenemos asociado a las pastas de dientes comerciales.

Comentarme que os ha parecido si la probáis y sois libres de compartir si os gusta el post.

Un abrazo fuerte chiquetes!

Instagram
Facebook